browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

DEL ESTREPITOSO FRACASO DEL ACTUAL SISTEMA EDUCATIVO

FARTICULORACASO DEL SISTEMA EDUCATIVO

Veamos, en primer lugar, los resultados de este Sistema Educativo que en la actualidad padecemos impuesto por el régimen PSOE-PP:

Pese a la propaganda del gobierno que se empeña en cifrar el porcentaje de fracaso escolar en un 8%, la verdadera cifra estadística lo sitúa en las proximidades de un 25%; aunque según Eurostat, el fracaso escolar medio en España supera el 28%, 9 puntos por encima de la media europea: este índice de fracaso sólo es superado en Europa por Portugal, con casi el 40%. Pero, ¡ojo!, estos son nada más que datos estadísticos que sólo tiene en cuenta el número de alumnos que abandonan sus estudios de la ESO; la realidad es mucho más tenebrosa, si sumamos a estas cifras el número de alumnos que, sin abandonar, no obtienen calificación positiva en 4º de ese ciclo, el porcentaje se eleva a casi un cuarenta por ciento, pero aún hay más, del sesenta por ciento restante de alumnos que superan esa etapa, sólo un 25% la superan aceptablemente. Sé que estas cifras escandalizarán a más de uno, y habrá quien diga que de todos los informes existentes sobre la enseñanza en nuestro país, he elegido las fuentes más pesimistas, les aseguro a Vds. que los hay más pesimistas aún, como también existen otros informes cuyas fuentes son el MEC o la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, pero ¿quién cree esos informes?… Para mí, son más fiables los informes internacionales: según Eurostat, estamos a la cabeza del fracaso escolar entre los países de la UE. Según la OCDE, de entre los 29 países más avanzados del mundo, nuestros estudiantes son de los peor preparados ocupando el puesto 22.

Pero no son necesarios estos informes para poder apreciar el estado de la Educación en España. Basta observar a la sociedad joven española que son el verdadero resultado del régimen que nos embarga. En términos de probabilidades: ¿Cuál es la probabilidad de que un joven de 16 años haya leído alguna obra cumbre de nuestra literatura, por ejemplo El Quijote?… Según el informe PISA, nuestros jóvenes suspenden en lectura. ¿Cuál es la probabilidad de que un joven de 18 años escriba sin faltas garrafales de ortografía (pequeñas faltas podemos cometerlas todos por descuido)?… Según los informes de las universidades españolas, “…una mayoría de alumnos entran en la Universidad con faltas de ortografía que sonrojarían a cualquier leído…”. ¿Cuál es la probabilidad de que un joven de esas edades sea capaz de hacer una sencilla división con decimales sin calculadora?… ¿Cuál es la probabilidad de encontrar a un joven en un concierto de música clásica, o presenciando una obra de teatro o en otros eventos culturales de esa índole?… ¿Cuál es la probabilidad de encontrar a un joven en un museo?… Podríamos seguir hablando de probabilidades en las que el resultado estadístico sería muy bajo, y, ello, es el mejor índice que indica el nivel cultural de nuestra juventud, a quien no culpo ya que son el resultado de nuestro Sistema Educativo.

Hay otros muchos indicios en los jóvenes que nos hablan del fracaso de nuestro sistema: grado de alcoholismo, grado de violencia, indiferencia ante lo político y lo público… es muy difícil, aunque lo intento, siendo riguroso, resumir, en las pocas líneas de un artículo, las incidencias negativas de nuestro sistema; dejamos para una próxima entrega esas incidencias sobre el sufrido profesorado al que se le ha negado la más mínima libertad para poder formar como le gustaría. Efectivamente, veremos que al profesor se le ha degradado a mero comunicador (en el sentido peyorativo, como aquellos pregoneros de antaño que iban repitiendo de esquina en esquina lo que el alcalde quería decirle al pueblo)  y a empedernido burócrata al servicio del gobierno; se le ha atosigado de memorias, estadillos, informes, objetivos… se le ha privado de su primer cometido que es enseñar y formar.

Siguientes artículos de esta serie:

Todos los artículos de la serie:


Comments are closed.