browser icon
You are using an insecure version of your web browser. Please update your browser!
Using an outdated browser makes your computer unsafe. For a safer, faster, more enjoyable user experience, please update your browser today or try a newer browser.

Los Hombres de Blanco

SOBRE LOS HOMBRES DE BLANCO

Los Hombres de Blanco es una novela de misterio

Los Hombres de Blanco, una novela de misterio. Un regalo para la imaginación

Sinopsis

Comentario del autor

Ficha del libro

SINOPSIS de Los Hombres de Blanco

Jorge Estonegui describe las memorias de lo que vivió a partir de los treinta años, cuando empieza a experimentar en su vida episodios de difícil explicación racional. Jorge es heredero de una empresa próspera y además de una Fundación ligada a su familia desde que la fundara su bisabuelo. Explorando la casa en la que vive, Jorge encuentra entre las pertenencias de su bisabuelo unas cuartillas que él supone que contendrán mensajes de éste, pero, cuando se dispone a leerlas, sufre un desvanecimiento y tiene la primera experiencia extraña, divisando las siluetas de unos hombres vestidos de blanco. Al despertar no encuentra las cuartillas, y su búsqueda es lo que motivará a Jorge a confiar a Marcos Buldier, hombre de confianza de la familia en la empresa y en lo personal, el misterio que le preocupa. Marcos le intentará convencer de lo irracional de su búsqueda y quiere eludir el asunto. Jorge, tras esa reunión, le seguirá hasta una casa en la que ve a una anciana, …



COMENTARIO DEL AUTOR DE LOS HOMBRES DE BLANCO

Es muy difícil comparar esta novela con alguna otra de las existentes actualmente en el mercado. Al menos, confieso con humildad, no conozco la existencia de una novela con las características de Los Hombres de Blanco. Naturalmente hay coincidencias – algo inevitable – en cuanto a los sistemas de codificación del conocimiento utilizados como la representación de tradiciones herméticas (numerología – pitagórica fundamentalmente -, cábala, temas iniciáticos – simbología masónica -, y ciencia – Física Cuántica y Física Cosmológica. Naturalmente, también es común la progresión lógica en la investigación en esos sistemas reseñados. Pero, como razonaré más adelante, el desenlace, de alguna manera, ridiculiza esos tópicos y se transforma en una suave sátira contra ellos.

 Salvadas esas lógicas coincidencias, trataré de comentar en qué radica la originalidad y lo voy a hacer con los siguientes apartados:

 Sobre la intención:

En ningún momento he pretendido escribir una historia de misterio al uso y tendente solo y exclusivamente a divertir. Muy por el contrario, se trata de una profunda reflexión sobre las múltiples realidades del hombre. Una fuerte contraposición entre lo racional y lo normal, planteando en el lector la duda sobre la “la norma” y el juicio lógico.

El epílogo es toda una declaración de intenciones. En él hay una reflexión sobre en la que se concluye que la única realidad existente es la individual, la de cada uno, invalidando definitivamente “la normalidad” por ser algo impuesto desde fuera de nosotros por una sociedad acomodaticia y que necesita de la norma para reproducirse a sí misma.

 Tenía que crear un personaje que se apartara de la norma, tanto en su forma de pensar, como en su forma de actuar… si todo lo que le acontece al personaje fuera real (perteneciera a la realidad “normal”), la tesis que quiero plantear se caería por sí misma; era necesario, pues, contravenir la lógica e, incluso, poner en duda su utilidad ante ciertos acontecimientos. Pero al mismo tiempo había que racionalizar esos acontecimientos, puesto que de no ser así no entrarían dentro de los estándares comprensibles y, también por este motivo, la tesis se caería. Pienso que la novela fácil habría sido mostrar, desde casi al principio, toda la “intimidad del personaje”. La novela habría perdido credibilidad y las bases en las que se busca el pensamiento lógico que explique los hechos, no tendrían sentido. Por todo ello, había que romper definitivamente con la idea cartesiana de la primacía del pensamiento, para priorizar el sentimiento como base de la existencia, puesto que, aunque pensar que pienso es sentir que existo, no es el pensamiento lo generalista puesto que existe la tendencia social a negar su capacidad cuando nuestro pensamiento no obedece a la lógica. Ciertamente que no se niega la capacidad de pensar, pero se niega la capacidad de razonamiento que es la base del pensamiento. En cierto modo he querido esconder en la novela una cierta sátira, al intentar ridiculizar toda una serie de tópicos que se repiten incesantemente en la novelística de intriga actual.

 Sobre los niveles narrativos:

 En la novela conviven tres historias, la “de misterio” cuyo hilo conductor son los acontecimientos “extraños”, las reflexiones sobre ellos, su investigación y resolución. La historia de amor del protagonista con su amor ideal y, por último su verdadera historia (la que podemos considerar real a la luz de la norma). Esas tres historias constituyen los tres aspectos que se quieren resaltar de la vida del personaje protagonista. Por lo tanto las tres configuran una sola unidad y se entremezclan a lo largo de los capítulos. Las tres historias se interrelacionan en un discurso único: Del protagonista: en el descubrimiento (lento y progresivo) de las múltiples realidades, primero como intuición, luego como sensación y al final con justificación científica. Del autor: el discurso es distinto, está más en lo que quiere dejar ver que en lo que dice en realidad. Mi discurso como autor no son las palabras que pongo en boca de los personajes, sino la intención última (ya explicada en el apartado anterior). Precisamente ese era el gran reto de la novela y su gran dificultad.

 Sobre el estilo:

 Utilizo un estilo muy personal, desde principio a fin, aunque lo adapto a este tipo de relatos, haciéndolo rápido y ágil para la primera de las historias (la de misterio), pero intento expresar los estados emocionales con la utilización de recursos literarios. La descripción, fuera del estilo narrativo predominante, es uno de ellos, ya que permite al lector ahondar en el estado anímico del personaje narrador por cómo describe su entorno: frases bastante largas, uso del lenguaje subordinado, son intentos de adecuar el lenguaje a los estados anímicos de quien narra. Esto se hace más evidente cuando el personaje se encuentra más imbuido en la segunda historia (su historia de amor con Clara). Pienso que la ruptura del ritmo narrativo suele ser algo que agradece el lector porque, por ejemplo una bella metáfora, aunque sea un párrafo de tres o cuatro líneas, es algo más que un adorno – adornos de los que nunca deberíamos de prescindir – es como una coma en una página o en un capítulo. Hasta en las habitaciones más discreta, incluso con muebles muy rústicos, se pone un ramillete de flores para romper la sobriedad.

 Sobre la interpretación de la realidad por el personaje protagonista:

 Desde el principio de la novela y mucho antes de llegar a especulaciones sobre la posibilidad de múltiples realidades, Jorge cuestiona como un predicamento filosófico o psicológico, su propia realidad. Es más, la novela empieza planteando la duda filosófica y configura las distintas posibles realidades del hombre desde la propia percepción. En uno de los primeros capítulos se puede leer: “…Para la mayoría de los humanos la percepción no puede apartarse de esa conciencia colectiva que nos une y que no es sino capricho de una historia y de un devenir colectivo que a veces nada tiene que ver con la realidad del alma. Aunque para el común de los hombres, ésa sea la única realidad existente ligada a unas pautas de conducta casi universales; dicha realidad encorseta al espíritu para que él, – el único que debería mandar -, pueda crear las otras realidades, posiblemente las únicas existentes. La norma, en la que se enmarca lo normal…”

 Si bien al principio el protagonista habla de realidades psíquicas, después llega a la conclusión de la existencia de otras realidades físicas, por lo tanto cuando el protagonista habla de sus realidades, depende del momento para saber a cuáles se refiere. Es decir, el personaje a través de sus percepciones intuye la multiplicidad de realidades que alguien puede vivir, pero hasta no entregarse a especulaciones científicas, no descubre la posibilidad de múltiples realidades físicas. Ese es su gran descubrimiento.

FICHA:

 

  • Género: Novela
  • Autor: Antero Jiménez Antonio
  • Editorial: CULTIVA LIBROS             
  • ENLACE EDITORIAL:   http://www.cultivalibros.com/Los-hombres-de Blanco.htm
  • Propiedad: El autor
  • Encuadernación: Rústica
  • Primera Edición: Marzo 2011
    • ISBN: 978-84-15021-01-8
    • Depósito Legal: SE-2389-201
  • Segunda edición: Octubre 2016

Comments are closed.